La Alpujarra (en ocasiones llamada Las Alpujarras) es una región de Andalucía dividida entre Granada y Almería, en las faldas de la ladera sur de Sierra Nevada. Concretamente la Alpujarra Almeriense se encuentra en la parte occidental de la provincia, al norte de la Sierra de Gádor y al sur de Sierra Nevada, en los cursos alto y medio del río Andarax.

El de las Alpujarras es un caso curioso, porque dispone de todos los recursos necesarios para articular una oferta que satisfaga e, incluso, supere las expectativas de sus visitantes. En su mayoría sus clientes  son familias de Almería o grupos de amigos que vienen a pasar un fin de semana. Buscan naturaleza y relax, pero también patrimonio cultural y pueblos (y de estos las Alpujarras tienen de sobra, ya comentábamos en un post anterior que la componen cerca de 22 municipios). En definitiva, buscan pasar un fin de semana rural tranquilo, pero sin aburrirse.

Así pues, la región tiene recursos y visitantes. Lo que necesita a continuación es trabajar en la accesibilidad, promoción y comunicación de estos recursos para crear una estrategia turística coordinada y rentable.

flecha accesibilidad

A continuación proponemos una estrategia para logar esto, paso a paso.

El primer paso es diseñar un plan de acceso a los lugares más turísticos. Ya os hemos contado en otra ocasión que los recursos deben ser accesibles desde un punto de vista cultural, económico, temporal y espacial.

El segundo paso es clusterizar las empresas vinculadas a la oferta turística coordinada. Es decir, es necesario vincular a las empresas en una propuesta común, para que el destino cultural tenga más fuerza. Se trata de construir un relato común.

accesibilidad alpujarra

panel de interconexionEn tercer lugar es necesario definir ofertas conjuntas en las que se coordinen varias empresas del clúster. Por ejemplo, una oferta de un fin de semana económico, en la que se coordinen alojamientos, restaurantes y actividades de turismo activo.

Proponemos, finalmente, desarrollar una estrategia de descuentos cruzados entre las empresas del clúster, para incentivar la contratación o compra de productos y servicios. De esta manera, el visitante se beneficiará al visitante que esté dispuesto a realizar diferentes actividades.

Andanatura cuenta con un producto que permite realizar esta integración: los paneles de interconexión turística. Son expositores que se cuelgan o se exponen en espacios de interés turístico con un pie metálico, y en los que se exponen las tarjetas de visita de las empresas que integran la oferta turística de un territorio, desde un punto de vista amplio: alojamiento, restauración, actividades de turismo activo, monumentos, etc. De esta manera, se apoya al visitante a la hora de tomar decisiones con motivación secundaria, in situ, y se favorece la creación de sinergias entre las empresas del territorio. La Alpujarra almeriense, por su estructura, es un entorno idóneo para poner en práctica esta estrategia u otra parecida.